Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 agosto 2009 1 03 /08 /agosto /2009 06:32

                                               INVENTAR ES HACER

                                                         Carlos Ochoa

 

                                         “El destino histórico del Ateneo de Valencia

                                           está ligado al futuro de la existencia regional”

                                                                              L.A.N.

   Estas palabras fueron escritas por el inolvidable  Luis Augusto Núñez en su obra “Génesis y Evolución de la Cultura en Carabobo”. Es una  verdad convertida en hechos por varias generaciones de valencianos, que el destino histórico de la institución ateneistica, estuvo, está y  estará siempre unido a las visiones, anhelos y utopías de la ciudad y sus ciudadanos. La toma de las instalaciones que mantiene un grupo de trabajadores que exigen el pago de sus salarios, ha dejado de ser una lucha laboral. El problema es político, y  por ello una solución que deje a ambas partes satisfechas está distante.

 

    Los trabajadores en conflicto  apoyados por el gobierno nacional y la Alcaldía de Valencia representan en este momento el proyecto nacional cultural de la revolución bolivariana. Las buenas intenciones y la tolerancia  que ha mostrado la nueva junta directiva presidida por el historiador y ex rector de la Universidad de Carabobo Elis Mercado Matute para buscarle una salida a la crisis, no avanzan lo suficiente debido a que la ciudad actual no tiene elementos identitarios suficientes que le permitan la internalización de la significación que tiene el Ateneo en la historia de la ciudad, esto debido en parte a una perversión producida por el estado rentista petrolero y sus altos ingresos que hizo dependiente a las instituciones culturales de la asignación presupuestaria estatal. Lo lógico es que la sociedad civil responda por la institución como observamos en otros países en donde existen instituciones culturales oficiales financiadas por el estado e instituciones culturales privadas  patrocinadas por la industria, el comercio y los ciudadanos.

 

    El Ateneo de Valencia como todos los  ateneos y casas de cultura del país, nacieron de la iniciativa privada, y así se mantuvieron por mucho tiempo hasta que el estado asistencialista distorsionó la visión de las generaciones fundadoras. El ejemplo más relevante de cómo el sector privado y el sector público pueden tener éxito en un proyecto cultural compartido, lo representa la Exposición Internacional de 1955 organizada por Frida Añez y Oswaldo Vigas entre muchas otras personalidades. Este evento colocó al Ateneo de Valencia a la vanguardia de instituciones similares en el continente americano. La utopía se hizo posible gracias a la participación de mucha gente que compartió el sueño de convertir a Valencia en una referencia artística internacional. El orgullo colectivo de la valencianidad bien entendida, fortaleció la actividad cultural de la ciudad y del ateneo. La nueva sede edificada con  el desprendimiento material de ateneístas entusiastas como Luis Eduardo Chávez, deslumbraba con su arquitectura moderna en medio de los árboles de la vieja avenida Bolívar a los habitantes de la pequeña urbe. El Ateneo de Valencia había crecido, como creció también décadas después con las remodelaciones y el edificio galería, que con tanta dedicación cuidó el ingeniero León Topel Capriles.

 

   La pelea que se está dando no puede ubicarse  exclusivamente en el plano legal, no se trata solamente de reclamar una sede y acordarse con los trabajadores en conflicto. El ateneo es más que ladrillo y cabilla, es un sentimiento que tiene raíces fuertes en el alma colectiva de la ciudad. El ejemplo del pasado debe servir como referente en la construcción del ateneo del presente.  La nueva junta directiva está obligada a reinventar la institución desde la calle hasta que la justicia le restituya lo que históricamente le pertenece, esto significa despertar a la comunidad y comprometerla como dijo el poeta, con el futuro de la existencia regional en el hacer.

 

   Valencia  esta hecha de optimismo y vínculos positivos sin fronteras ni exclusión. Lo que se defiende en el ateneo como dice Elis Mercado, es la fuerza creativa y espiritual del pueblo valenciano.

Compartir este post

Repost 0

Comentarios